La propuesta de Herederos del Planeta nació paralela a la creación de las Reservas Naturales Privadas de la Sociedad Civil, como una necesidad de los hijos de los propietarios de vincularse en la construcción de un modo alternativo de vida, en el cual pudieran ser reconocidos como personas, expresar y explorar su creatividad y crecer en medio de su entorno, rodeados de sus amigos y hermanos.Desde ese entonces, el Área de Herederos del Planeta contribuye con la formación de niños, niñas y jóvenes pertenecientes a los diferentes grupos zonales, estudiantes de escuelas y colegios. Actualmente están conformados trece grupos con 506 miembros:

 

  • Gualmaventura, de la  Minga Gualmatán
  • Tucanes, de la Minga Asoyarcocha
  • Amigos de la Naturaleza, de la Minga Asounificados
  • La Orquídea, de la Minga Asorquidea
  • Los Amigos del Pailón del Corregimiento de Santa Barbara – Sandoná
  • Los Frailejones de Telpis – de la Vereda San. José de Córdoba – Yacuanquer
  • Espigas Doradas de la Vereda  El Rosario – Yacuanquer
  • Los Semilleros, de la Vereda  San Felipe – Yacuanquer
  • Manantial de Vida de la Vereda  Chapacual – Yacuanquer
  • Gotas de vida de la Vereda  la Guaca – Yacuanquer
  • Conservadores de Un sueño de Vida de la Vereda San Rafael – Consacá
  • Los Robles, de la ciudad de Pasto
  • Los Guardianes del Agua de la Vereda  San Felipe – Pasto

 

 

Los ejes principales de los procesos de acompañamiento y formación son la educación ambiental, generación de conocimiento y la transmisión de valores a través del tiempo; entendiendo que “la tierra que tenemos es un préstamo de nuestros hijos y no un regalo de nuestros padres”.

Para el desarrollo de este eje transversal a través del cual se busca una formación integral y complementaria a la educación formal, proponemos que los niños, niñas y jóvenes se conviertan en una parte activa del desarrollo veredal y municipal de sus comunidades creando propuestas que contribuyan a resolver sus necesidades básicas.

Buscamos una formación armónica e integradora dentro del proceso. Por ello cada actividad realizada involucra a las diferentes áreas de trabajo de la ADC, lo que permite generar diversidad de oportunidades y posibilidades de participación de los niños y jóvenes. El programa de Herederos se ha convertido en un proceso alternativo de educación en donde cada niño o jóven participa en las cosas que le gustan y que realmente quieren aprender, mientras están comprometidos con las acciones que el grupo ha decidido realizar.

El programa es una alternativa formativa y recreacional para niños y jóvenes, quienes participando en su propia formación de manera lúdica, se enamoran de su tierra y eligen permanecer en ella para realizar sus sueños, sin aislarse de los avances tecnológicos.